A 15 bajo cero en el Ibon de Urdiceto

Por • 20 Dec, 2009 • Sección: Mis Excursiones

Hace mucho frío en toda España y para este fin de semana han anunciado aún más bajadas de temperaturas. La temperatura mímina prevista en Bielsa es de -8º C. y la máxima de -2º C. A nosotros no se nos ocurre otra cosa más inteligente que intentar la ascensión a Punta Suelza, un pico de 2.973 m. en el sector de Bielsa, parando a dormir en el refugio no guardado del ibón de Urdiceto. Punta Suelza es uno de esos casi tresmiles de los Pirineos que, de no ser por esos 27 metros que le faltan, sería otro de los picos de los Pirineos más transitados.

Es difícil organizarnos y tenemos que estar el sabado por la noche en Zaragoza, motivo por el que seguramene no conseguimos nuestro objetivo de hacer cumbre, así que Juan y yo salimos las 22.30 del viernes y quedamos con Javi en Huesca. Salimos de allí poco antes de las doce de la noche dirección Barbastro, Ainsa y Bielsa, por la carretera hacia Francia. Al pasar Parzán, un desvío a la derecha nos indica el cartel en dirección al Lago Urdiceto. Aquí es donde teníamos pensado dejar el coche y comenzar a caminar pues se trata de una pista en mal estado sólo apta para todo terrenos. Pero para nuestra sorpresa, no hay nieve así que avanzamos por ella durante 3,5 Km, hasta que el comienzo de trozos helados nos asustan. Nos hemos evitado alrededor de una hora de caminata a las tres de la mañana a cinco grados bajo cero.

Ibon de Urdiceto 01
Nos abrigamos bien, ponemos los frontales, mochilas y seguimos ascendiendo a pie hasta la central eléctrica de Urdiceto, donde nos encontramos con marcas del GR 11, pero sin seguirlas, nosotros avanzamos por la pista ya que de noche y por el sendero nevado es fácil perderse.
Ibon de Urdiceto 02
Ibon de Urdiceto 03
Tenemos dos refugios no guardados fichados para dormir, el de la central, que es una caseta y el que está un poco más arriba en el ibón de Urdiceto. Tras comprobar que son las 5.30 de la mañana, el refugio o la caseta de la central hidroeléctrica nos parece muy acogedor para descansar, a pesar de que se encuentra a ocho grados bajo cero. Lo que daríamos ahora por estar en una de las múltiples casas rurales con encanto de los Pirineos… Preparamos una pequeña fogata, extendemos las esterillas y los sacos sobre los maderos y nos metemos dentro de los sacos. El frío es muy intenso y el sueño y cansancio de llevar todo el día trabajando, conducir tres horas hasta Bielsa y caminar de noche a bajas temperaturas hacen que todos pensemos que no vamos a llegar al día siguiente a la cumbre. Pero todos nos callamos.

A la hora y media de dormir, suena un despertador, pero nadie dice nada, a la hora siguiente suena la alarma de otro móvil pero igual que antes, todo el mundo se calla. Así que a las diez de la mañana, tras cuatro horas de dormir, creemos que ya es suficiente y, evidentemente congelados de frío, decidimos reconvertir la excursión a un casi tres mil de los pirineos en una de las típicas excursiones domingueras en familia. Ni si quiera nos apetece andar una hora más, hasta llegar, al menos al Ibón de Urdiceto.
Ibon de Urdiceto 1 Ibon de Urdiceto 2 Ibon de Urdiceto 3

Ibon de Urdiceto 4 Ibon de Urdiceto 5 Ibon de Urdiceto 6
La temperatura en el exterior ha caído hasta los -15ºC y nosotros hemos dormido a diez grados bajo cero. Esto hace que salir del saco sea una auténtica proeza. Yo, al menos, he dormido sin el gore-tex pero todos en que los pies están helados. Bond parece que es el único que ha dormido bien a gusto. A estas temperaturas ponerse las lentillas con las manos heladas es una auténtica proeza, así como comerse un bocadillo de tortilla de parata congelado pero el hambre aprieta. Fundimos un poco de nieve para beber, recogemos las cosas y vemos todo el valle nevado que hemos recorrido a oscuras por la noche. Esta es la caseta donde hemos dormido. Asusta ver los ventisqueros que se montan por las cumbres nevadas.
Ibon de Urdiceto 7 Ibon de Urdiceto 8 Ibon de Urdiceto 9
Javi, Juan y yo.
Ibon de Urdiceto 04
La presa helada de la central eléctrica de ordizeto.
Ibon de Urdiceto 05
Ibon de Urdiceto 06
Ibon de Urdiceto 07
Diez grados bajo cero. La temperatura comienza a subir conforme descendemos.
Ibon de Urdiceto 08
Ibon de Urdiceto 09
Cascadas heladas a los lados del valle, ideal para los amantes de la escalada en hielo. Conforme se abre el valle, se distinguen al fondo las tres marías y el balcón de Pineta, pertenecientes al valle de Bielsa.
Ibon de Urdiceto 10 Ibon de Urdiceto 11 Ibon de Urdiceto 12

Metemos todas las cosas al coche y nos vamos rápidamente a una de las múltiples cafeterías y restaurantes en Bielsa, donde poder entrar en calor. Todos pensamos: con la cantidad de casas rurales que hay en Bielsa y los hoteles y apartamentos rurales tan baratos que tenemos, por qué no nos habremos quedado en uno de ellos en vez de haber pasado frío en la montaña. En esta zona está también el parador de Pineta, punto ideal para realziar excursiones familiares o excursiones con perros como el circo de la Larri, aunque ahí sí que no hubieramos podido permitirnos pagar el alojamiento. Eso sí, el refugio de Pineta está a muy poca distancia y está muy bien acondicionado siendo punto ideal para realizar muchas excursiones como el Balcón de Pineta, cañón de Añisclo y constituye una entrada al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Regresamos a Zaragoza por la carretera dirección Ainsa y Barbastro pasando por el centro de vacaciones de Morillo de Tou y de Ligüerre de Cinca, viendo Peña Montañesa, etc.

Etiquetado con: , , ,

Escribe un comentario