Aareschlucht, La Garganta del Aare

Por • 14 Aug, 2013 • Sección: Mis Excursiones

Hoy dedicamos el día monotemático a la fuerza del agua. Si por la mañana hemos estado visitando las cascadas del Trümmelbach en el valle de Lauterbrunnen, después de comer nos desplazamos a la localidad de Meiringuen, no muy lejos de Interlaken, la zona donde nos encontramos. Vamos a visitar la garganta del Aare, un magnífico cañón de 1.4 km de longitud donde la erosión del agua ha tallado un produndo lecho en la roca caliza a lo largo de miles de años.
Este es el video presentación oficial que podéis encontrar en su página web.

Y este otro es mi video, donde se aprecia más el interior de la garganta.

La garganta del Aare, o Aareschlucht, se encuentra ubicada entre Meiringen e Innertkirchen, pudiendo acceder a sus parkings desde cualquiera de los dos puntos. Nosotros entramos por Meiringen, la entrada principal acondicionada con un restaurante, para remontar la garganta hacia arriba en un recorrido totalmente plano de 45 minutos. Precio de la entrada 7.50 CHF, unos 5 €.
Aareschlucht 01
Esta es la salida del río Aare tras su paso por la garganta.
Aareschlucht 02
Y esta es la entrada a la misma, que fue acondicionada para el público a finales del siglo XIX mediante un sistema de túneles y pasarelas.
Aareschlucht 03
El primer tramo de la garganta es el más oscuro y angosto. En su punto más estrecho, la garganta tiene casi 200 m de profundidad y uno de anchura.
Aareschlucht 04
Este es el sistema mediante el cual se construyeron las pasarelas en la roca.
Aareschlucht 05
Aareschlucht 06
Aareschlucht 07
A mitad del recorrido, un espectacular salto de agua ha erosionado el terreno creando una playa natural.
Aareschlucht 08
Aareschlucht 09
Conforme nos acercamos hacia la salida (entrada natural de la garganta), el terreno se va abriendo ligeramente.
Aareschlucht 10
Y este es el comienzo de la garganta, llegando a Innertkirchen. Tenemos la opción de volver al parking de Meiringen por un sendero sin apenas interés en el exterior de la garganta, o volver caminando por el mismo sitio. Totalmente recomendable volver por el mismo itinerario. Si no nos entretenemos mucho, en media hora desandamos el camino.
Aareschlucht 11
Al salir, nos acercamos a visitar el pueblo de Meiringen donde el mito de Sherlock Holmes está presente gracias a su museo, la cascada donde fue empujado en una de sus aventuras y la estatua de bronce.
Aareschlucht 12
Además están de fiestas, así que a las seis de la tarde, su hora de cenar, es el mejor momento para comerse una estupenda salchicha, un fabuloso filete, el spaetzle (un gran descubrimiento buenísimo), y el increíble queso a la plancha en rodaja de pan. Todo ello comida típica riquísima amenizado por la banda de música.
Aareschlucht 13

Escribe un comentario