Aguja de Pondiellos (3.011 m) desde el Balneario de Pantcosa

Por • 10 Aug, 2016 • Sección: Mis Excursiones

Volvemos a repetir fin de semana familiar combinando una ascensión de montaña con día relajado de piscina con las pequeñas. Nos turnamos las parejas, Rober y yo a la Aguja de Pondiellos, mañana nos haremos cargo de las niñas, que hoy pasan el día en las piscinas de Panticosa con Marta y Leyre, mientras ellas mañana irán al ibón de Labaza.

Fecha de realización: 23 de julio de 2016
Distancia: 10 km.
Duración: 9 horas
Desnivel acumulado: 1500 m.
Descargar track
Rober y yo salimos el viernes por la tarde en la furgo. Aparcaremos y dormiremos en el parking del Balneario de Panticosa, frente al refugio de Casa de Piedra. Vista de las cumbres del macizo del Garmo Negro-Argualas desde el refugio.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 01
A las 6.30 de la mañana empezamos a caminar dirección al Collado de Pondiellos, a la derecha del pico que vamos a ascender, dejando atrás la zona del Balneario.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 02
En poco más de media hora llegamos a la Mallata Baja, subimos a buen ritmo, pues la temperatura es incluso fresca, protegidos del sol, que comienza a calentar en el Argualas. Más a la derecha, encima de la sombra, comienza a asomar la Aguja de Pondiellos.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 03
Llegamos a la Mallata Alta, todavía seguimos la ruta común hacia el Garmo Negro, que se dirige hacia su collado sobre el nevero que mantiene gran parte del año.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 04
Superadas las canales que remontan la Mallata Alta, nos desviamos de la ruta común al Garmo Negro y Argualas, dirigiéndonos hacia el Collado de Pondiellos, el de la derecha, por pedreras. La Aguja de Pondiellos ya domina el paisaje.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 05
Remontamos la pedrera siguiendo los numerosos mojones hacia el collado.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 06
Detalle de la sierra de Tendeñera.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 07
La pedrera hasta el collado es bastante incómoda, nada que ver con la ruta invernal con todo cubierto de nieve, cuya progresión es mucho más rápida. Finalmente, no fueron necesarios los crampones, ya que a pesar de haber neveros, se podían evitar. Con lo cual, otra excursión más porteándolos en la mochila.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 08
Tras superar la parte más pesada, por fin llegamos al Collado de Pondiellos, con los ibones todavía congelados en la otra vertiente.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 09
Desde el collado giramos hacia la izquierda dirección SW por una evidente canal en la que hay que ganar bastantes metros de altura.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 10
La canal no tiene ningún tipo de complicación, con buenos agarres para las manos y sin dar sensación de vacío. Tampoco es muy inclinada. Detrás vamos viendo los Infiernos y conforme ganamos altura va apareciendo la marmolera.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 11
Tras superar la canal, nos quedamos muy cerca de la cresta, que superamos siempre por la cara que vamos, sin pasar a la otra vertiente en ningún momento.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 12
Asomados a la misma cresta, tan sólo necesario en un par de ocasiones.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 13
Tan sólo nos queda trepar de frente por la pared los últimos metros.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 14
Y llegamos a cima de la Aguja de Pondiellos (3.011 m.). Vista de los Infiernos a la izquierda y de su corredor S.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 15
Detrás de la cima se encuenta el Garmo Negro, con gente en su cima. Planteamos subir y bajar por la ruta normal del Garmo, pero preferimos descender cuanto antes para ir a las piscinas de Panticosa donde nos esperan las mujeres con las niñas. Se sube por la veta más amarronada del borde derecho de la foto.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 16
Mientras hacemos tiempo comiendo el bocadillo y deleitándonos con las vistas, otro montañero sí que va a subir al Garmo Negro.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 17
La ruta parece muy vertical y expuesta, pero no lo debe de ser tanto. La verdad es que sube muy pronto, llega a la cima y nos saluda, incluso antes de que nos terminemos el bocadillo.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 18
Nos pone los dientes largos pero como la Aguja de Pondiellos era el único pico del macizo que nos quedaba por subir y teníamos claro que íbamos únicamente a por él, nos daremos la vuelta hacia el Balneario para reunirnos con la familia por la tarde.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 19
Y es que aún nos quedan 1.500 metros de desnivel que descender.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 20
Bajamos con cuidado por cualquiera de las canales descompuestas que desde la cima se dirigen hacia la cresta.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 21
Tras recorrer la cresta en sentido inverso y la larga canal de bajada, llegamos de nuevo al Collado de Pondiellos. Infiernos a la izquierda y Arnales sobre mi cabeza.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 22
Tras un largo descenso, llegaremos al Balneario de Panticosa.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 23
Pasaremos la tarde del sábado en la piscina del pueblo, con bonitas vistas de la sierra de la Partacua, y volveremos a las furgos a dormir al parking de Casa de Piedra.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 25
El domingo, nos toca quedarnos a Rober y a mí con las niñas en la piscina todo el día, mientras Marta y Leyre hacen la excursión al ibón de Labaza.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde el Balneario de Panticosa 24

Escribe un comentario