Aguja de Pondiellos (3.011 m.) desde el Balneario de Panticosa

Por • 27 May, 2014 • Sección: Mis Excursiones

No me van a quedar muchas más salidas de monte este verano y no quería despedirme sin hacer una grande. Por eso me planteé hacer el sábado en el día algún tresmil que estuviera cerca de casa. La meteo no era nada buena, pero daba una ventana de sol durante la mañana, así que pensé que algo cerca de casa y que se subiera rápido sin grandes complicaciones de ruta podían ser la Aguja de Pondiellos y/o Arnales.
El Balneario de Panticosa es una zona a la que se llega rápido en coche y subir los 1.200 m. verticales hasta el Collado de Pondiellos no tienen excesiva dificultad aunque esté el cielo cubierto. Desde allí no queda nada tanto para un pico como para el otro y ambos los tengo pendientes de tachar de la cresta del Argualas-Garmo-Infiernos.
Fecha de realización: 24 de mayo de 2014
Distancia: 9 km.
Duración: 8 horas 30 minutos
Desnivel acumulado: 1.300 m.
Descargar track
Sólo me faltaba encontrar al compañero: entre comuniones, trabajo, salidas en btt y mala meteo pronosticada no fue fácil y de casualidad di con Jesús que tenía el día libre y también buscaba a alguien para hacer algo.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 01
Salimos de Zaragoza a las 5 a.m. A las 7:45 comenzamos a caminar desde el parking de Casa de Piedra. Ponemos rumbo a la mallata baja y enfilamos camino hacia el Garmo Negro y Argualas.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 02
Pero el mal tiempo que tendría que llegar desde mediodía decide adelantarse. A primera hora de la mañana ya estaba todo cubierto sin dejarnos ver nuestra cumbre y nada más empezar comienza a nevar tímidamente.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 03
En la primera canal de la mallata baja, Jesús se coloca los crampones, pues las nevadas de los tres últimos días, cubren el hielo que hay debajo.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 04
Y en la segunda canal me los pongo yo. Tenemos ya un palmo de nieve polvo pero debajo la nieve antigua está muy prensada.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 05
Una vez superada la Mallata Alta, es donde aparece la bifurcación de caminos: a la izquierda para subir al Garmo Negro y a la derecha la subida hacia el collado de Pondiellos, visible intermitentemente por la niebla.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 06
Un par de montañeros que van por delante se han currado la huella hasta el collado. La verdad es que había más de dos palmos de nieve polvo (han caido 94 litros de agua en Casa de Piedra durante la última semana y lloviendo cada día) y la progresión no ha sido sencilla. En tres horas y media hemos superado los 1.200 m de desnivel hasta aquí. Estos montañeros nos preguntan que por dónde se va al Garmo Negro (…) pues lo tienen jodido. Les decimos que nosotros subimos a la Aguja de Pondiellos y les sugeremos venir, pero ven el día que hace y deciden descender.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 07
Dentro de lo malo, el día está aguantando así que Jesús y yo intentaremos llegar a la cumbre. Dejo a los perros atados en las rocas del collado y vamos en busca de la visible canal que tira hacia la izquierda, pero a lo que me doy cuenta ya no puedo hacer foto sin que esté cubierto de niebla.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 08
Mientras empezamos a subir hacia la canal, otro par de montañeros llegan desde detrás al collado. Los voy siguiendo para ver a dónde se dirigen, bajan hacia los ibones. La soledad en montaña un día como hoy no es muy aconsejable y conviene tener referencias.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 09
Y desde el mismo lugar con zoom, Bond y Sua.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 10
Los primeros metros de ascensión no son complicados. Es donde se concentran las palas con mayor pendiente antes de dirigirnos hacia la cresta. Mientras tanto, alternan ratos de ventisca con algún momento en que despeja la niebla y asoman tímidamente las cumbres.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 11
Pero precisamente la parte más peligrosa está en la zona de la cresta, cubierta de nieve y teniendo que ladear por la vertiente de Panticosa. Alternan zonas con buen espesor de nieve con otras donde apenas hay dos dedos de nieve polvo sobre una capa de hielo en la que el piolet es impenetrable.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 12
Despeja momentáneamente entre la ventisca y vemos lo cerca que estamos de la cumbre, animándonos a continuar.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 13
Pero en realidad, el flanqueo está adquiriendo cada vez mayor exposición y la capa de nieve blanda sobre el hielo es cada vez menor. No hay ningún paso complicado pero la caída de 300 m hasta la ruta del Garmo Negro acojona y mucho. En esta zona, haciendo una travesía horizontal muy expuesta y delicada.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 14
Seguimos subiendo unos metros más hasta que es imposible hacer huella con los crampones. Tan sólo apoyan las puntas y con el piolet no hay manera de que entre el regaton, tan sólo una pequeña parte del pico. Qué bien iría ahora llevar doble piolet.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 15
Ante esta situación, si uno de los pies resbalara iríamos directos 300 metros más abajo, pues la pala es muy expuesta hacia la vertiente E. Jesús va bien pero yo no lo veo claro y le digo que no sigo más. Compruebo el GPS y estamos a 2.960 m. acariciamos con la vista la cumbre pero la gran exposición y el hielo no permiten un fallo. Podríamos haber subido con mucho cuidado pero bajar hubiera sido imposible al no hacer huella con los pies. Jesús también decide que abandonamos aquí. Sólo haríamos cumbre por hacer, ya que las vistas serían las mismas. Las condiciones del terreno son tan malas que nos cuesta hora y cuarto superar estos 150 m. desde el collado.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 16
Volvemos a descender un poco y llegamos al paso horizontal de la cresta, completamente expuesto. Despeja tímidamente y nos permite disfrutar de grandes vistas, pero aún queda mucho descenso.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 17
En 45 minutos desde la retirada, llegamos al Collado y respiramos. Hay dos que se alegran de vernos.
Ascensión a la Aguja de Pondiellos desde Panticosa 18
A las 14:15 emprendemos la bajada, nos cae una tromba de agua en la Mallata Baja y a las 16:15 llegamos al coche. Nos comemos en bocadillo en el refugio Casa de Piedra con unas cervezas y regresamos a tiempo para ver la final de la Champions.

Un comentario »

  1. Una pena, pero la cima está en el valle.
    Saludos

Escribe un comentario