Ascensión a la Maladeta (3.312 m) desde la Besurta

Por • 3 Jul, 2017 • Sección: Mis Excursiones

Tan sólo quedan dos fines de semana para que cierren la pista de la Besurta a los vehículos antes de poner el servicio de autobús y tenía en mente subir a la Maladeta desde hacía varios años. Por un motivo u otro, nunca ha sido posible hasta ahora.
Fecha de realización: 18 de junio de 2017
Distancia: 10 km.
Duración: 11 horas
Desnivel acumulado: 1.500 m.
Descargar track
Leyre regresa de pasar la mañana escalando en Morata justo después de comer, cargamos las mochilas en el coche y tras dejar a la peque en casa de los abuelos, nos vamos a dormir en la furgo a la Besurta, donde mañana queremos madrugar y subir al pico de la Maladeta por su vía normal, común con la del Aneto hasta el desvío del Portillón Superior, donde se desvía todo el mundo y nos deja el resto de excursión en solitario hasta la Canal de la Rimaya.

Llegamos a la Besurta a las 9 de la noche, aparcamos al lado del merendero y levantamos el techo para dormir. Antes cenaremos y disfrutaremos de la vista de la Cresta de los Portillones hasta la misma cima de la Maladeta, nuestro objetivo de mañana.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 01
Con las últimas luces de la tarde, recogemos las cosas y nos vamos a dormir, ya que mañana toca madrugón. El objetivo era que yo subiera a la Maladeta y recorrer la cresta hasta el Pico Abadías, descendiendo por el Collado Maldito y cerrando el círculo en el Portillón Superior. Allí me esperaría Leyre, ya que no se encuentra con la forma física suficiente para afrontar tanto desnivel.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 02
Sin embargo, finalmente cambiaremos los planes, madrugaremos y a las 5:30 de la mañana comenzaremos a caminar, con el objetivo de tener día por delante y subir al ritmo que sea necesario. La misión es que subamos los dos hasta la cumbre aunque sea cargando yo la mayor parte del peso posible, crampones, piolets, etc para que Leyre no se resienta de la espalda.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 03
En menos de 45 minutos llegamos al Refugio de La Renclusa, en ese rato, ya ha amanecido por completo. Abajo observamos los coches aparcados en la Besurta y a la izquierda el pico Salvaguardia.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 04
Desde el pico Renclusa hasta la cumbre de la Maladeta observamos toda la Cresta de los Portillones, bajo la que caminaremos a partir de ahora hasta nuestro objetivo. Y a la derecha de nuestro objetivo, las maladetas occidentales.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 05
Toda la subida se realiza dirección S siguiendo los abundantes mojones por incómodos bloques, hasta que por fin, hacia la cota 2600 pillamos nieve continua hasta la cumbre. Pensaba que se encontraría alrededor de los 2400 pero la fuerte ola de calor de estas dos últimas semanas ha menguado mucho el manto. Frente a nosotros las maladetas occidentales, nuestra ruta, gira levemente hacia la izquierda bajo la Cresta de los Portillones.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 06
Vamos subiendo a un ritmo tranquilo pero constante, estamos a punto de dejar el desvío al Portillón Superior y sobre la marcha vamos decidiendo que Leyre me acompañe hasta la cima en vez de esperarme en el Portillón.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 07
Es alucinante oír los comentarios de la gente que sube al Aneto, preguntando si queda mucho hasta la cima desde el Portillón Superior y ver el equipamiento de muchos de ellos. Afortunadamente, pasamos de la romería que se dirige a la montaña más alta de los pirineos, a la más absoluta soledad. Y también desde el desvío del Portillón, la vista de la Maladeta es continua hasta el final, así como la Canal de la Rimaya por la que tenemos que ascender.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 08
Entramos en el glaciar de la Maladeta, al que también podríamos llamar “nevero”. En la foto de arriba, la mancha oscura que se ve no es una piedra, sino Sua, que nos está esperando mientras disfruta del recorrido. En la siguiente, Leyre observa la pendiente que queda y la Canal de la Rimaya.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 09
Nos ponemos el casco y adentramos hacia la canal. En el lado izquierdo, vemos cómo se va abriendo poco a poco la rimaya. En verano, cuando se ha abierto por completo, el paso es peligroso.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 10
La pendiente es de 45º y en algún tramo al final, se incrementa hasta los 50º. En nuestro caso se progresa muy bien, la única dificultad la encontramos en el tramo central con un pequeño tramo mixto con alguna placa de hielo.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 11
Con Sua subimos la canal. Vista desde la salida.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 12
Giramos hacia la izquierda dirección E, tan sólo nos queda la última y sencilla trepada hasta la cima. Hacia el S se dirige la cresta al Abadías, que tenía intención de recorrer en un principio, pero finalmente regresaremos por el mismo camino.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 13
Al otro lado de la canal de la Rimaya observamos el ibón de Cregüeña.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 14
En seis horas, con mucha calma, hemos llegado a la cumbre de la Maladeta (3.312 m). Espectacular ubicación para contemplar la cresta de los Malditos y el Aneto.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 15
Y más de un millar de metros más abajo el refugio de La Renclusa y la Besurta.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 16
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 17
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 18
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 19
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 20
Hacemos un zoom del Aneto y a su derecha de la salida del corredor Estasen.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 21
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 22
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 23
Y vamos con la panorámica. El glaciar del Aneto y la cresta de los Malditos.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 24
Ibón de Cregüeña y detrás el macizo del Cotiella.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 25
Posets y detrás Ordesa.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 26
Vignemale.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 27
Ordesa asoma detrás de la cresta Veteranos-Gemelos.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 28
Subida desde la Canal de la Rimaya y maladetas occidentales.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 29
Descendemos de nuevo el Corredor de la Rimaya e iniciamos el regreso.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 30
A nuestra izquierda queda el ibón de Renclusa y el Pico Paderna. Al fondo a la derecha el Salvaguardia.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 31
El descenso es por idéntico itinerario. De nuevo nos deleitamos con todas las maladetas desde el refugio.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 32
Y por fin, once horas después de empezar por la mañana, llegamos a la Besurta. Nos cambiamos de ropa, sacamos la mesa y las sillas de camping y nos deleitamos con la vista de nuestra ruta mientras comemos y nos tomamos una cerveza bien fría de la nevera.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 33
Maladeta.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 34
Corredor de la Rimaya.
Ascension a la Maladeta Oriental desde La Besurta 35
Leyre súper satisfecha con su segundo tresmil después de ser mamá y yo más de lo mismo al haber podido subir con mi mujer hasta arriba, a pesar de no haber hecho la cresta hasta el Abadías. Ya tengo excusa para volver.

Escribe un comentario