Ascensión al Anie (2.507 m), Circo de Lescún y Lac de Lhurs

Por • 23 Mar, 2011 • Sección: Mis Excursiones

Decidí subir al Anie desde Lescún por el problema de las grietas de la zona kárstica desde la ruta de Belagua. Además era un valle que ninguno de los que hemos ido conocíamos y hemos quedado encantados con él. El resultado de esta excursión ha sido excelente. Hemos hecho cima y hemos visto todo el circo de Lescún.

SABADO 19 DE MARZO
Levantarse a las cuatro de la mañana, salir a las cinco y a las ocho y media pasadas estamos en Lescún tras cruzar el Somport. Llegamos al refugio de Laberouat, donde tenemos reserva para esta noche.

El mayor inconveniente al que nos enfrentábamos era que no se pudiera acceder desde Lescun hasta el refugio en coche por la nieve en la carretera, ya que son 600 metros de desnivel. Tras confirmar la reserva, no había problema; podemos hacer el pico en el día. De izda a dcha: Yo, Jesús (superviviente de Ordesa madrileño con Sergio y conmigo), Sergio, Alfonso, Emilio (su primera cima invernal de envergadura) y Mikel.
Ascensión al Anie 00
Salimos a las 9.30 por una larga senda que discurre entre el bosque sin ganar ni perder altura
Ascensión al Anie 48
El bosque termina justo al llegar a la cabaña de Ardinet, donde se abre el valle. El camino pasa por debajo de ella y llegamos la cabaña de la Baitch. A partir de aquí, no hay mojones ni nada que nos indique el camino. Todo está cubierto de nieve así que tenemos que orientarnos por mapa abriendo ruta y huella por la vertiente francesa, mucho menos transitada que la de Belagua.
Ascensión al Anie 01
Ascensión al Anie 02
En la cabaña de la Baitch nos calzamos unos crampones y otros raquetas, pues ahora viene la dura subida hasta el Col de Anies.
Ascensión al Anie 03
400 metros de desnivel
Ascensión al Anie 04
Ascensión al Anie 05
Ascensión al Anie 06
Ascensión al Anie 07
Una vez en el Col de Anies, bajo el Soumcouy y el Countende no tenemos más referencia más que rodear el pico Anie por su derecha según lo vemos. Nos queda un largo rodeo pero sin ver el camino. Así que sin dejar de perder altura vamos acercándonos hacia su base N para el bordeo por la cara O y encontrarnos con la ruta que viene de Belagua.

Bajo el Countende.
Ascensión al Anie 08

Ganamos altura hacia el Anie, al fondo.
Ascensión al Anie 09
Ahí está la cima. Queda mucho que bordear.
Ascensión al Anie 10

Descando con el Soumcouy de fondo.
Ascensión al Anie 11
Ascensión al Anie 12

Queda bordear todo el pico sin perder altura.
Ascensión al Anie 13

Llegamos a la cara O. Está completamente helada porque todavía no le ha dado el sol y es peligroso incluso con los pinchos. De haberlo sabido, hubiera sido mejor no haber ganado altura e ir por el fondo del valle. Pero todas las referencias están cubiertas por la nieve.

El que peor lo pasa el Bond, al que tengo que llevar en el lado del monte sujeto por el collar y apollado sobre mis piernas mientras clavo piolet todo lo que puedo. Muy peligroso porque no tiene nada de agarre. Está muy asustado y jadeando continuamente. Yo que pensaba que iba a ser un pico fácil y no me he traido el arnés.
Ascensión al Anie 14

A pesar de todas las precauciones, Bond acaba cayendo y resbalando en el hielo. Algún tramo que el terreno estaba más blando lo soltaba para que descansara y en un descuido, a cinco metros de nosostros, resbala por “cotilla”. Resbala en uno de los puntos con mayor desnivel y en el que no tenía que haberse asomado hasta que no pasaramos ninguno de nosotros. Empieza a coger velocidad muy rápido y desliza por el lomo  en una especie de tobogán, primero a derecha y luego a izquierda. Es un canal en curva que acaba en bañera. Cuando pensábamos que acabaría dando un salto en la bañera al estilo trampolin y cayendo a un cortado para seguir rodando hasta el fondo del valle, la bañera de unos cinco metros cuadrados tiene nieve blanda y eso es lo que lo frena.

Alfonso, Emilio y yo, que ibamos rezagados hemos contemplado toda la escena quedándonos con el corazón en un puño. Se ha salvado. Posiblemente no hubiera muerto ya que no le hubiera quedado mucho más por rodar, pero no se hasta qué punto hubiera seguido deslizando a peso muerto, ya que un perro no es como una persona que puede hacer autodetención con los brazos aunque haya menos desnivel. Podía haberse roto muchos huesos. Todo ha quedado en un susto y en esos momentos no pienso más que está vivo de milagro.

Aquí no acaba todo, ya que aún queda la operación rescate. Bajar por donde ha caído es una inconsciencia así que me asomo a un cortado, para ver si puedo hacer que ande por debajo de mi hasta algún punto por el que recogerlo. En ese momento, oigo un fuerte ruido deslizando por donde ha caido Bond. Es el inconscciente (pero con dos cojones) de Emilio haciendo una autodetención. Ni autodetención ni ostias. Ahí no paras hasta que llegas abajo. Le grito que qué hace y le hecho una bronca de mil cojones. Ahora hay dos abajo, Bond y Emilio, así que no me queda otro remedio que bajar. Bajo de espaldas a la pared clavando puntas y piolet. A medio camino ya los tengo a mi lado. Engancho a Bond del collar y Emilio sube detrás empujandole del culo. !¿Cuántos grados habría de desnivel?! Qué locura.

Por fin llegamos arriba y continuamos subiendo. Cambiamos de ladera, !ya tocaba! Enfilamos la cara S y nos encontramos por primera vez con las huellas que vienen de la ruta desde Belagua. Quedan duras palas hasta la cima, pero por fortuna, al ser orientación S, la nieve está muy blanda. Aún así y con el miedo en el cuerpo, pienso que Bond se va a caer otra vez. En cambio, es el que mejor sube de todos. Estoy agotado psicologicamente después de lo ocurrido, no tengo más fuerzas para caminar y una vez en nieve blanda con todo resuelto me derrumbo. Se me escapa algún lloro que libera mucha tensión y vuelve a darme fuerzas. Para arriba!
Ascensión al Anie 15
Ascensión al Anie 16
Ascensión al Anie 17
Ascensión al Anie 18
Ascensión al Anie 19
Ascensión al Anie 20

Últimos metros y…
Ascensión al Anie 21

…cima.
Ascensión al Anie 22

Otra perspectiva.
Ascensión al Anie 23

Nuestro recuerdo a Japón con un trozo de la sábana para el coche de Bond que hice la noche anterior.
Ascensión al Anie 24
Ascensión al Anie 25
Ascensión al Anie 26

Precioso mar de nubes pero sopla el aire y hace frío. No podemos disfrutar mucho rato de las vistas pero es maravilloso. La cima del Anie es el primer 2.500 desde el Atlántico y es un pico piramidal aislado que no tiene nada que lo tape.
Ascensión al Anie 27

A punto de cubrirse por las nubes el pueblo de Lescun y justo a la izquierda el refugio de Laberouat.
Ascensión al Anie 28

Midi d´Ossau.
Ascensión al Anie 29
Ascensión al Anie 30

No estamos mucho rato arriba porque el tiempo se nos echa encima. Las nubes amenazan cubrirlo todo y la ruta es larga. Descendemos directamente y al llegar a la cara O, la evitamos por el fondo del valle para no ir por el hielo. Llegamos al refugio donde el trato es excelente y la cena muy buena. Las habitaciones son de dos literas. Se agradece el descanso.
Ascensión al Anie 31

DOMINGO 20 DE MARZO

Decidimos disfrutar del Circo de Lescun desde el pueblo y vamos al Lac de Lhurs. Bajamos hasta el pueblo y aparcamos en la Borda de Anapia. Ruta de 700 metros de desnivel con mochilas de ataque, pues la nieve sabemos que la tendremos en los 200 últimos metros.
Ascensión al Anie 32
Ascensión al Anie 33

El sendero a través del bosque se abre bajo el pico de los Billare y el Dec de Lhurs. El día está completamente soleado. Un placer disfrutar de las vistas y todo el valle de Lescun.
Ascensión al Anie 34
Ascensión al Anie 35
Ascensión al Anie 36

Llegamos al Lac de Lhurs bajo la Mesa de los Tres Reyes y la Tabla al fondo. Magnífica excursión.
Ascensión al Anie 37

Refugio y La Tabla de los Tres Reyes, lugar ideal para comer a los pies del lago.
Ascensión al Anie 38
Ascensión al Anie 39

Emilio y Mikel, los escaladores, aprovechan para hacer bulder con unas colchonetas improvisadas: la nieve.
Ascensión al Anie 40

Mientras tanto, Bond, siempre encuentra algo con lo que entretenerse.
Ascensión al Anie 41
Ascensión al Anie 42

Nos vamos a casa pero yo no dejo mi trofeo.
Ascensión al Anie 43
Ascensión al Anie 44

Lescun.
Ascensión al Anie 45

Petit y Grand Billare a la derecha y Dec de Lhurs a la izquierda. Entre ellos dos hemos venido del lago.
Ascensión al Anie 46

Despedida y para casa.
Ascensión al Anie 47

5 comentarios »

  1. Bellísimo reportaje sobre el Anie y el Circo de Lescún que queda reatratado en magnificas fotografías. Me ha gustaod muchisimo.

  2. un fin de semana estupendo!!

    esperando noticias del Cotiella.

  3. El próximo objetivo que preparo es el Cotiella.
    Mikel, lo más seguro es que sea después de Semana Santa y sin alejarnos mucho de esa fecha. A ver cómo va el calendario.

  4. Maravilloso reportaje, en texto y fotografias, destaco la juventud de uno de los integrantes, y me encanta que se pueda formar un grupo donde pueda existir unión en los logros desde diferentes edades, ¡Felicidades chicos!

  5. me ha encantado.. un 10 para el reportero.

Escribe un comentario