Ascensión al Diente de Llardana (3.085 m.) y dormir en el Ibón de Llardaneta

Por • 30 Oct, 2014 • Sección: Mis Excursiones

Este fin de semana me toca organizar la salida al Pavots con el club de montaña. Aprovecharemos la aproximación del sábado al Ibón de Llardaneta, donde tenemos previsto dormir, para subir al Diente de Llardana. Saldremos desde la Cascada de Espigantosa hacia el refugio Angel Orus, de ahí por la GR-11 hacia el Ibón de Llardaneta, abandonaremos la GR para adentrarnos en la Canal Fonda, ruta normal al Posets, y desde el Collado del Diente, subir al sencillo pero expuesto Diente de Llardana. Volveremos a descender la Canal Fonda y enseguida llegaremos al ibón de Llardaneta para montar las tiendas.

Fecha de realización: 25 de octubre de 2014
Distancia: 7 km.
Duración: 4 horas 30 minutos
Desnivel acumulado: 1.500 m.
Descargar track (Datos del track sólo de subida y comenzando a grabar tarde al tener problema para encontrar satélites.)

En vez de salir a mediodía para ir al ibón directamente a dormir, salimos a las ocho de la mañana desde Zaragoza. A las 11:30 aparcamos en la Cascada de Espigantosa, nos cambiamos de ropa, comemos para subir menos peso y a mediodía comenzamos a caminar hacia el Refugio Angel Orus.
Ascension al Diente de Llardana 01
Ascension al Diente de Llardana 02
A pesar de ir cargados con tiendas, sacos, ropa de abrigo y comida para dos días, en hora y cuarto llegamos al refugio.
Ascension al Diente de Llardana 02b
Seguimos subiendo por la GR-11 dirección al Refugio de Viados, hacia la entrada de la Canal Fonda.
Ascension al Diente de Llardana 03
Ascension al Diente de Llardana 04
Abandonamos la GR y nos dirigimos hacia el Posets. A la entrada de la Canal Fonda, dejamos las mochilas y subimos sin peso.
Ascension al Diente de Llardana 05
Toda la Canal Fonda se sube muy bien.
Ascension al Diente de Llardana 06
El espectacular paredón del Diente de Llardana visto desde sus pies.
Ascension al Diente de Llardana 07
La Canal Fonda vista desde arriba.
Ascension al Diente de Llardana 08
En media hora desde que dejamos las mochilas, llegamos al Collado del Diente (3.010 m.). Desde aquí no parece que se pueda subir a esta cima, sin embargo, es más sencillo de lo que parece, aunque bastante expuesta.
Ascension al Diente de Llardana 09
Una serie de sencillas repisas por la base de la muralla, superan el desnivel fácilmente, aunque son expuestas y no está permitido caerse.
Ascension al Diente de Llardana 10
Ascension al Diente de Llardana 11
Ascension al Diente de Llardana 12
Tras salir de las repisas, una sencilla ladera pedregosa nos deja en la cresta. La cima está dirección S.
Ascension al Diente de Llardana 13
Y en cuatro horas y media desde los coches, llegamos al Diente de Llardana (3.085 m.). En la foto de grupo, sobre nuestras cabezas, el Posets.
Ascension al Diente de Llardana 14
Vistas al W, la cresta de las Espadas. Debajo de ella, la Tuca Forau de la Neu.
Ascension al Diente de Llardana 15
Vistas al E: el valle de los ibones y al fondo macizo del Aneto-Maladeta.
Ascension al Diente de Llardana 16
Retrocedemos hacia el N para descender.
Ascension al Diente de Llardana 17
Y una gran panorámica de la Cresta de las Espadas.
Ascension al Diente de Llardana 18
Iniciamos el descenso con mucho cuidado.
Ascension al Diente de Llardana 19
Ascension al Diente de Llardana 20
Vista de la parte expuesta desde la Canal Fonda. La cima queda hacia la izquierda, tras cinco minutos de cresta.
Ascension al Diente de Llardana 21
Desde el Collado del Diente, descendemos toda la Canal Fonda, recuperamos las mochilas y nos vamos al ibón de Llardaneta para pasar la noche.
Ascension al Diente de Llardana 22
Ascension al Diente de Llardana 23
En 20 minutos llegamos al ibón. Algún amago de lluvia fina pero nada serio.
Ascension al Diente de Llardana 24
Ascension al Diente de Llardana 25
Montamos las tiendas y cenamos. Hace frío así que nos recogemos pronto. Esta noche cambian la hora, así que dormiremos una hora más. Mañana subiremos al Diente Royo y al Pavots.
Ascension al Diente de Llardana 26
Cronica del Diente Royo y del Pavots

Escribe un comentario