Ascensión circular a las Forquetas (3.004 y 3.007 m.) por el Valle del Forcau y descenso por Llardaneta

Por • 3 Sep, 2014 • Sección: Mis Excursiones

Desde que nació Itziar, llevo tres meses que no hago otra cosa que correr. Pero este fin de semana Yolanda, Jorge y su hija Lucia nos invitan a pasarlo con la niña en su casa de Espluga (Campo). Llegamos el sábado a comer y nos sacian con una buena costillada. El domingo, aprovecharemos Jorge y yo para salir al monte. Le propongo un par de rutas, ambas por el solitario valle del Forcau: una para asegurar cima que sería la Tuca de Llantía y otra más ambiciosa la Tuca de Turets enlazando con las Forquetas y completando la ruta circular con el desceso por el valle de Llardaneta.

A Jorge, que está comenzando a descubrir lo que son los tresmiles ahora, se le iluminan los ojos cuando le digo que de golpe y porrazo puede escribir dos en su palmarés y yo… para qué engañarnos, entre embarazo y parto llevo sin mojar un tresmil desde el año pasado, así que aunque ya haya hecho estas cumbres, también me motiva más esta ruta por el hecho de hacerlas por una nueva vía que está sin balizar.

Así pues, salimos de casa sobre las 6 de la mañana, atravesamos el congosto hasta llegar a Eriste y subimos hasta el parking de la Cascada de Espigantosa para comenzar a caminar a las 7:00 hacia el refugio Angel Orus. Aquí remontaremos el solitario Valle del Forcau hasta el final del circo. La Tuca de Llantía es la opción B, pero si encontramos al fondo del circo el paso para acceder a la Tuca Turets y la cresta hasta las Forquetas, continuaremos la ruta para descender luego por el Collado de Eriste y el Valle de LLardaneta.
Fecha de realización: 24 de agosto de 2014
Distancia: 16 km.
Duración: 12 horas 30 minutos
Desnivel acumulado: 1.550 m.
Descargar track
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 01
La jornada es muy larga, tanto en distancia como en desnivel. Además, tiene el aliciente de que esta noche también dormimos en Espluga y será mañana por la mañana cuando regresemos a Zaragoza, así que tenemos todo el día por delante con tranquilidad. Eso sí, con la fresca de la mañana cunde más y llegamos al Refugio Angel Orus en hora y cuarto.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 02
Desde el refugio, cogemos el valle que sale por su parte trasera, dirección W. Se trata del Valle del Forcau, un valle solitario y muy poco frecuentado, en comparación con la gente que sale hacia el Posets y la GR-11.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 03
Vamos dejando atrás el refugio.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 04
En menos de media hora, llegamos al rellano donde hay una estación meteorológica. De momento, para cualquiera de nuestros objetivos, todavía tenemos que seguir remontando.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 05
En otro rellano superior, se encuentra a nuestra izquierda el desvío hacia la Tuca de Llantía.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 06
Y desde el mismo punto pero frente a nosotros, el Valle del Forcau continúa hacia delante para girar luego hacia la izquierda y quedarse cerrado bajo la cresta que viene de la Llantía hacia la Turets, aunque nosotros todavía no lo vemos. Decidimos seguir adelante y si tenemos problemas de acceso a la cresta, retroceder y hacer la Tuca Llantía.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 07
Remontando un pedregal antes de que el valle gire a la izquierda.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 08
Cuando asoma ante nosotros el circo, una buena manada de sarrios aparece a lo lejos ante nosotros.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 09
No cuesta mucho llegar al fondo del circo en el que confluyen la cresta de la Llantía y la cresta del Forcau en la Tuca Turets. Desaparecen los mojones, que seguro se desvían a la izquierda para hacer la Tuca Llantía por una ruta más cómoda y toca buscarse la vida. El libro de Angulo me pareció un poco confuso y me dejé guiar por una reseña invernal de La Meteo que Viene en la que buscaba la parte izquierda del circo y luego trazaba una diagonal para llegar a la cresta (pintado en morado). A nosotros nos parece más sencillo pasar bajo la Tuca Torets buscando los pasos herbosos (nuestra ruta marcada en rojo). No es mala opción y aunque no es complicado, hay tramos incómodos y un poco más expuestos que lo que aparentemente se ve de lejos. De cualquiera de las maneras, llegamos a una brecha que da acceso a la cresta y al valle de Bagüeña.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 10
Pero aún hay más, y es que después de hacer la ruta, he buscado un poco más en profundidad y he encontrado una reseña de pirineodeluis que quizás coincida más con la descripción del libro de Angulo, en la que accede a la cresta de Forcau por la Colladeta Maja, dirección al valle de Llardaneta. La ruta va paralela a la nuestra pero por la cresta del Forcau en vez de a media altura y la describe mucho más sencilla que la nuestra. Volviendo a leer el libro de Angulo en casa y vista esta reseña, me parece la mejor opción, sólo que las diferencias de nombres de collados, brechas y alturas entre mapas y libros no ayudan a guiarse si no hay una unificación. A nuestra izquierda, la Tuca de Llantía.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 11
Bajo la Tuca Turets y tras pasar los tramos más incómodos, vemos una pequeña canal de hierba que nos lleva al cordal de la Llantia, pero luego tendremos que destrepar. Sin embargo, es mejor perder un poco de altura y salir directamente a la brecha que no es visible desde donde estamos.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 12
Por fin llegamos al cordal de la cresta de la Llantía. La cresta a la Tuca Turets es muy empinada así que mejor rodeamos por la vertiente de Bagüeña, donde hay una serie de terrazas muy cómodas paralelas a la cresta. Desde la cresta las vistas ya son muy buenas y comenzamos a hacer fotos. Curiosamente, cuando estemos en las cimas de las Forquetas, estará todo cubierto de nubes, así que menos mal que hemos hecho también en la cresta. Hacia el E y en el centro de la imagen las dos puntas de Vallivierna y Culebras. A la izquierda el macizo del Aneto, los Malditos y las Maladetas con sus cordales de Rusell-Margalida-Tempestades, Juncadella y Aragüells. Sin duda, para perderse la vista un rato identificando cumbres.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 13
Hacia el W, el macizo del Perdido y el circo de Gavarnie. Delante Punta Suelza y Punta Fulsa.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 14
Con zoom, el macizo del Vignemale.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 15
Sin tirar de zoom, a nuestra izquierda el ibón de Bagüeña, al que se puede acceder desde la brecha. Y sobre él, los tres Eristes. Al fondo, Cotiella.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 16
Transitando por las terrazas de la vertiente de Bagüeña, a lo que me doy cuenta, nos hemos dejado atrás la Tuca Torets, que quizás sea más sencillo hacerla desde este lado de la cresta. Pero no retrocedemos y continuamos hacia las Forquetas.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 17
A las que llegamos en breves instantes al hacerse más sencilla la cresta en su parte final. Por fin vemos rastros de civilización en la cumbre, después de pasar toda la mañana en solitario.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 18
Pico SE de la Forqueta (3.004 m) Llegamos aproximadamente en seis horas, aunque se puede hacer en mucho menos y es que nosotros hemos perdido mucho tiempo buscando la ruta, separándonos en paralelo para buscar mojones y que simplemente no tenemos prisa.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 19
A la izquierda la segunda cumbre y al fondo la Cresta de las Espadas
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 20
Hacia la derecha el valle de Llardaneta, por donde descenderemos. Domina la cumbre del Posets y al fondo, el macizo del Perdiguero.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 21
Vistazo atrás con el valle del Forcau por el que hemos subido y la Tuca Llantia, que queda pendiente para otra ocasión. Al fondo, el valle de Cerler y macizo del Aneto cubiertos por las nubes que antes no estaban.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 22
Destrepamos una canal con un poco de exposición y remontamos una pequeña ladera pedregosa para llegar en menos de quince minutos a la cumbre de la Forqueta (3.007 m)
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 23
Bonita imagen de la Cresta de las Espadas hasta el Posets.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 24
Vamos descendiendo la cresta dirección N hacia el Collado de Eriste.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 25
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 26
Desde el collado de Eriste, las granjas de Viados en lo más bajo.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 27
Y al otro lado, nuestro camino hacia el valle de Llardaneta.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 28
Descendemos hacia el bonito ibón de Llardaneta, siguiendo las marcas del GR-11.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 29
Un vistazo atrás antes de descender del ibón.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 30
Y todo el descenso que nos queda bajo la impresionante Aguja del Forcau.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 31
Se hace eterno llegar de nuevo al refugio, de donde esta mañana hemos salido por el valle del Forcau que sale de su parte trasera.
Ascensión a las Forquetas por el valle del Forcau 32
Pero más eterno se hace bajar hasta el parking de la cascada de Espigantosa, otra hora más, para completar una bonita jornada circular larguísima de más de doce horas. Por suerte, volveremos a Zaragoza mañana, ya que esta noche nos quedamos a dormir en casa de nuestros anfitriones. Gracias Jorge y Yolanda por la acogida.

Escribe un comentario