BTT Ruta por los Azudes del Jalón desde Calatorao

Por • 23 Feb, 2022 • Sección: Mis Excursiones

Se trata de una bonita ruta senderista que es perfectamente ciclable. Sólo tenía que pensar cómo ampliar los kilómetros sin darle mucho desnivel para que Leyre pudiera hacerla, y saliendo desde el apeadero del tren de Calatorao, ya estaba todo organizado. El tren es uno de los protagonistas de la ruta, y los azudes, con el rio Jalón, el otro.
Fecha de realización: 11 de enero de 2022
Distancia: 25 km.
Duración: 3 horas 45 minutos
Desnivel acumulado: 180 m.
Descargar track

Como decía, el tren es uno de los protagonistas, pues aparcamos el coche en apeadero de Calatorao. Desde allí rodamos paralelos a la vía hasta Ricla, y nos dirigimos hacia los azudes del Jalón. Una vez por el desfiladero, nos cruzaremos con la vía del tren en un par de ocasiones. Y el otro protagonista es el río Jalón con su sistema de riego, que se remonta a la antigüedad. Recorreremos varios azudes y rodaremos junto a acequias que canalizaban el agua de riego, generando un valor importantísimo para la agricultura de la zona.

Iniciamos la marcha en el apeadero de Calatorao, a un kilómetro aproximadamente del pueblo.
Los azudes del Jalon 01
Rodamos durante 5 kilómetros paralelos a la vía, sin gran valor paisajístico, hasta llegar a Ricla, donde comienza realmente lo interesante. Pero al menos, entre la ida y la vuelta sumamos distancia para poder alargar un poco la ruta. Si decidiéramos caminar, empezaríamos desde Ricla.
Los azudes del Jalon 02
En Ricla se encuentra el primero de los azudes, el de la acequia del Rey.
Los azudes del Jalon 03
Por un bonito camino, vamos rodando junto al río hasta cruzar el puente de la vía del tren.
Los azudes del Jalon 04
El camino se convierte en una senda perfectamente ciclable. Si nos fijamos bien a nuestra izquierda, tenemos por encima de nosotros, la acequia Michen, una importante canalización que nos acompaña buena parte del recorrido, hasta llegar al Palo del Moro.
Los azudes del Jalon 05
Leyendas aparte, rodar junto al cortado rocoso, con la acequia Michen colgada sobre la roca a un lado, y el río al otro lado, es un espectáculo inigualable.
Los azudes del Jalon 06
A escasos metros del panel informativo, se encuentra la fuente de Juspeña.
Los azudes del Jalon 07
Se trata de un manantial que sólo mana cuando el Grío va crecido, pues sus aguas se filtran desde allí hasta el Jalón.
Los azudes del Jalon 08
Cruzamos la acequia Michen por el puente de los Granados, observando ahora el volumen de la acequia y la importancia de esta construcción bajo los cortados.
Los azudes del Jalon 09
Salimos del desfiladero y conectamos con el camino que viene de la autovía. Nosotros seguiremos dirección hacia los azudes. Aún queda mucha parte interesante.
Los azudes del Jalon 10
Los azudes del Jalon 11
En un corto tramo nos encontraremos con los azudes de Ricla, Michen y Arapiel.
Los azudes del Jalon 12
Tras pasar junto al primero de ellos, el de Ricla, (el segundo si contamos el de la acequia del Rey), nos asomamos a ver un panel informativo sobre aves de la zona.
Los azudes del Jalon 13
Y entramos en lo que para mí es la parte más bonita de todo el recorrido, entre los azudes de Ricla y de Michén, en el que vamos rodando por el interior de un bonito bosque junto a la acequia Michén, y cruzando la vía del tren bajo un puente.
Los azudes del Jalon 14
Un estrechamiento hace que la senda se eleve, teniendo que empujar la bici por la ladera durante unos metros.
Los azudes del Jalon 15
Durante unos pocos metros, atravesamos la única parte que no es ciclable.
Los azudes del Jalon 16
A continuación, llegamos a la central de La Luz, que proporcionaba alumbrado a La Almunia. Cuando cayó en desuso, se utilizó para hacer subir el agua a la acequia del Carretillo, a través de las cuatro tuberías que suben por la ladera desde la parte trasera de la central.
Los azudes del Jalon 17
Seguimos hacia adelante, cruzamos el río por un puente y emprendemos el ascenso en busca de la pista que regresa a Ricla.
Los azudes del Jalon 18
Tras llegar a la parte superior, nos asomamos a un mirador donde podemos contemplar las curiosas formaciones en la roca que hay en el meandro que forma el Jalón. Asimismo, divisamos la central La Luz y las tuberías que salen a su derecha, así como el nacimiento de la acequia del Carretillo, fundamental en la ruta.
Los azudes del Jalon 19
Cerca de Ricla, volvemos a cruzar bajo el mismo puente de esta mañana, pero en la orilla contraria.
Los azudes del Jalon 20
Desde Ricla, sólo nos queda continuar por el mismo camino de ida hasta el apeadero de Calatorao para finalizar la ruta.

Escribe un comentario