Camino de Santiago. O Cebreiro-Santiago. Llegada a Santiago!!!

Por • 20 Jun, 2012 • Sección: Mis Excursiones

Por fin y después de cinco años haciendo el Camino de Santiago por etapas durante la semana de vacaciones de invierno, llegamos a recorrer este año el último tramo, de O Cebreiro a Santiago.

155 kilómetros nos separan de llegar a Santiago, 7 días restan para poner el cachirulo al Apóstol y cumplir el objetivo que empezamos en 2007 mi hermana Natalia y yo en Roncesvalles.

Los cien últimos kilómetros son los que hay que completar sellando dos veces en cada etapa para que te den la Compostela, (vaya chorrada, cada uno sabe para qué lo hace y cómo lo hace, y no te dan dinero ni regalos por llegar, así que no se por qué hay que sellar dos veces en vez de una, como en el resto del camino), así que son los que, “oficialmente”, te “coronan” como peregrino.

Este año nos acompaña Leyre, durante las vacaciones que nos cogemos del 28 de mayo al 3 de junio, para terminar el Camino Francés. Salimos de Zaragoza el lunes 28, viajando en coche directamente, los más de 600 km. hasta O Cebreiro, donde terminamos el año pasado. Todo el día de viaje para llegar y comenzar a caminar la primera etapa.

Camino de Santiago. Llegada a Santiago 00
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 01
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 02
En la primera etapa, caminamos 8 km, hasta el Alto de Poio, con magníficas vistas de donde hemos salido, Cebreiro, bajo las antenas.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 03
El segundo día, recorremos desde el Alto de Poio hasta Samos.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 04
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 05
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 06
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 07
Durante la tarde, visitamos el interior del Monasterio de Samos, donde dormimos en el albergue de peregrinos.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 08
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 09
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 10
La tercera etapa discurre desde Samos hasta Ferreiros. La salida de Sarria, discurre por un bonito bosque y más adelante, pasamos el mojón de 100 kilómetros para llegar a Santiago.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 11
El cuarto día recorremos hasta Ligonde. Salimos temprano con una densa niebla, hasta que llegamos a Portomarín, con su embalse sobre el río Miño.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 12
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 13
La quinta jornada va desde Ligonde hasta Melide. En ella, entramos en la provincia de La Coruña, la última de las provincias del Camino.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 14
Al poco de entrar en la provincia de La Coruña, atravesamos la parroquia de Leboreiro, con un cabazo (canasto gigantesco que, como los hórreos, se utilizaba para conservar el maíz) y detrás de él se encuentra la iglesia de Santa María, románica de transición.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 15
A mi juicio, una de las joyas del Camino de Santiago, ya que me parece preciosa la virgen que hay esculpida en el tímpano de la portada, así como la importancia de las pinturas murales que alberga en su interior, (que no me parece bien hacer fotos). Sin duda, una de las joyas arquitectónicas más bonitas que he visto y que más me ha impactado durante todo el camino, además de la paz que transmite su interior.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 16
Llegamos a Melide y en Melide, se come pulpo con cachelos. Una buena referencia es la pulpería Ezequiel, donde tradicionalmente los peregrinos paran a comer.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 17
Con las fuerzas recuperadas, afrontamos nuestra “etapa reina” de este año. 35 kilometros entre Melide y Pedrouzo. Hace calor y Sua está cada vez más cansada. Los peregrinos no dejan dormir a los perros de tanto hacerles fotos y tocarlos y a partir de medio día, en que el calor aprieta, Sua lo pasa bastante mal caminando, así que a las 4 de la mañana, nos ponemos a caminar, ya que como mínimo sabemos que la jornada es de 9 horas con las paradas.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 18
Por suerte, el día nos acompaña y hoy no hace calor. Incluso llegando a Pedrouzo, bajo los enormes eucaliptos llueve tímidamente.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 19
Séptimo y último día. La esperada llegada a Santiago.
Se sale de Pedrouzo, se bordea el aeropuerto de Santiago en Lavacolla, se sube a las antenas de TVE y la Tv gallega y llegamos al Monte do Gozo, a tan sólo 5 km. de Santiago.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 20
Entrando en las calles de Santiago, parece que a cada uno se nos van olvidando nuestros dolores: a Natalia las ampollas, a Leyre el resentimiento de su lesión de rodilla y a mí, la tendinitis del tendón de aquiles. No falta nada, ya estamos .
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 21
Es domingo y a las 12 empieza la misa del peregrino. Son las 12:45 justo cuando pasamos por una de las puertas laterales de la Catedral de Santiago. –“Corre, que aún llegamos a ver el botafumeiro”-.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 22
Dicho y hecho, atamos a los perros peregrinos en la entrada y justo empieza el botafumeiro.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 23
A la una, continuamos el camino, bordeamos la fachada lateral y llegamos a… la Fachada del Obradoiro. Se acabó nuestra peregrinación.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 24
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 25
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 26
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 27

Un grupo de turistas tras otro no nos deja disfrutar de nuestro momento. Nos preguntan por los perros, que cómo han hecho el camino. ¿Pues cómo va a ser? ¡Caminando! ¿Y las patas? ¿Y dónde duermen? ¿Y no pasan calor con tanto pelo? ¿Y qué comen? Todos quieren hacer fotos a los perros, hacerse fotos con ellos y lo más fuerte aún, quieren que nos pongamos nosotros también con ellos. Así, pero un grupo tras grupo de turistas.

-Vámonos de aquí rápido. Los perros están agotados, hace calor y nos están agobiando mucho. Nos acomodamos en el albergue, a menos de cinco minutos de la Catedral, nos duchamos, comemos y por la tarde y sin gente, sin filas, etc, cumpliremos los rituales de visitar la Catedral de Santiago, el abrazo al Apóstol, etc.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 28
Este era uno de los momentos más esperados, ponerle el cachirulo al Apóstol.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 29
Y este el siguiente, nuestras merecidas Compostelas.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 30
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 31
Vista de la Catedral desde el albergue. Mientras tanto, toca ir en autobús para recoger el coche y acercarlo a Santiago.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 32
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 33
Y por la noche, a celebrar el éxito. Chuletón y mariscada para dos acompañado de un albariño.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 34
Final del camino. Al día siguiente, paliza de viaje desde Santiago hasta Zaragoza.
Camino de Santiago. Llegada a Santiago 35
Dos puntualizaciones quería hacer de este tramo del camino.
La primera es que sí que es bonito como dicen. Frecuentemente atravesando bosques de castaños, robles y eucaliptos, así como pequeñas aldeas poco habitadas y pequeñas lecherías.
Y la segunda, es la mala imagen que me han dado los albergues nada más entrar en la Comunidad de Galicia, en cuanto a la equipación de las cocinas. Hay cocinas perfectamente preparadas con vitrocerámicas, frigoríficos y demás electrodomésticos y en cambio, no tienen utensilios para cocinar. Ni una sola sartén, cazuela para cocer arroz a los perros, platos para comer, etc. Nos las hemos visto canutas para dar de comer a Bond y Sua. Y en los pocos albergues que tenían equipamiento, no había tienda donde poder comprar un paquete de arroz para cocer. Está todo preparado para que vayas a comer a los restaurantes obligatoriamente, a no ser que seas quieras comer de bocadillo todos los días y te pegues una semana sin comer caliente. Es una pena que lo que no ha pasado en ninguna de las comunidades del Camino de Santiago, pase en Galicia. Con esta nota negativa y la mala imagen que quiero trasmitir de la Comunidad, quiero terminar. !Que os jodan, cabrones!

Escribe un comentario