Descenso del Barranco Mascun

Por • 25 May, 2010 • Sección: Mis Excursiones

El descenso del barranco Mascún resulta complicado por la dureza de su aproximación, un recorrido senderista bastante largo desde la localidad de Rodellar, punto ideal para el descenso de barrancos y cañones en la Sierra de Guara. Deciros que allí tenéis casas rurales y otros alojamientos turísticos y hoteleros. Se encuentra el Camping Mascún y el Refugio Albergue Las bordas de Rodellar. Todos ellos puntos ideales para pasar unas vacaciones en las que recorrer todos los barrancos de la zona y todas las actividades turísticas, que no son pocas.

Pi, Javi, Antonio y yo llegamos a la cabecera del barranco sobre las once de la mañana. La preocupación es importante al ver los grupos que tenemos delante de nosotros y algún otro grupo que va llegando por detrás. Mientras hacemos espera a que los que tenemos delante bajen el primer rapel pensamos: -Tenemos que adelantar a este grupo de 16 para no pasar mucho frío esperando a lo largo del barranco. Creemos que siendo un grupo de cuatro, bajaremos muy rápido y disfrutaremos de la belleza de este barranco.

Nada más lejos de la realidad, no en cuanto a la belleza del barranco, lleno de pozas, zonas de nado encajonadas, saltos y cascadas con abundante agua, los oscuros por los que avanzamos con los frontales, agua de color turquesa, paredes elevadas sobre nuestros lados, sino en cuanto a nuestras fuerzas, que parece que no son las apropiadas para el día.

Me ha dado la sensación de que ninguno estábamos al 100 % de facultades. Hemos dormido bastante poco y el cansancio del día anterior en algunos por alguna actividad montañera, también ha influido bastante. Hay que decir que el punto de partida en el Eroski de Huesca ha sido a las 06.00 am.

Pi se encuentra todavía con la mano en proceso de recuperación, Antonio, tras el primer rapel con un golpe en la mano que pronto se le inflama y le salen los rasguños, y Javi montando las cuerdas, hacen que tenga que ser yo el que tenga el honor de descender en primera posición los rapeles. Mi corta experiencia en barrancos, la falta de actividad reciente que genera desconfianza, los manguerazos de agua que bajan por los saltos convirtiendo todas las zonas muy resbaladizas y no tener a nadie que me asegure debajo, hacen que baje “acojonao” todo el barranco. Pero no queda otra alternativa. Hay que asumir el papel que a cada uno le corresponde en cada momento. Estos nervios me han hecho bajar en mucha tensión desgastándome mucho las fuerzas que, junto con las prisas para que no nos adelanten grupos numerosos, el frío del agua en las zonas de nado y la propia dureza del barranco, han hecho que no disfrutara mucho del descenso. Del resto de compañeros tengo la misma sensación. Sobre todo cuando Javi a poco se ahoga en el sitio más estúpido al quedarse anclado el enganche del carburero de su casco con la mochila de Pi, al ayudarla en un destrepe. Por fin se desengancha y pega la bocanada de aire. A partir de ahí, ya por unanimidad nos vamos preguntando en nuestro interior cuánto falta para terminar.

Se podría decir que, más que ir adelantando a grupos, han sido ellos los que nos han ido pasando a nosotros. Eso sí, al menos, el descenso ha sido muy tranquilo ya que no hemos tenido que esperar en ningún punto del barranco.

Descenso del Barranco Mascun 01
Descenso del Barranco Mascun 02
Descenso del Barranco Mascun 03
Descenso del Barranco Mascun 04
Descenso del Barranco Mascun 05
Descenso del Barranco Mascun 06
Descenso del Barranco Mascun 07
Descenso del Barranco Mascun 08
Descenso del Barranco Mascun 09
Descenso del Barranco Mascun 10

Etiquetado con: ,

Escribe un comentario