El Císter en el Monasterio de Piedra

Por • 15 Apr, 2011 • Sección: Parques Nacionales y Naturales

Cuenta la Historia que el rey Alfonso II y su esposa donaron en el año 1194 el castillo árabe llamado de “Pena Vieja” a los monjes del monasterio de Poblet para que construyeran un monasterio y consolidasen así la fe cristiana en toda la zona.

Ese es el origen del Monasterio de Piedra. De ahí, varios siglos después, hasta nuestros días, donde podemos visitar un Parque Natural, el propio Monasterio, hotel y restaurantes donde se realizan actividades, convenciones, eventos y bodas.

La entrada al Monasterio incluye la visita guiada por las diferentes dependencias del Monasterio Cisterciense del año 1195, entrada al Museo del Vino D.O. Calatayud, una exposición de la historia del chocolate, el Museo de Carruajes y reproducción del Tríptico Relicario del Monasterio de Piedra (año 1390). El horario de visitas es de abril a octubre, de 10 a 13,15 h y de 15 a 19 h. Para las entradas el resto del año, de 10 a 13,15 y de 15 a 18 h.

Monasterio de Piedra 01

La vida de los Monjes de Piedra, no deja de ser igual que en los demás monasterios de la Orden, marcada por ocho momentos a lo largo del día: Maitines, Laudes, Prima, Tercia, Sexta, Nona, Vísperas y Completas. Fuera de los oficios, el tiempo de los monjes guarda un equilibrio completo entre la lectio divina (lectura de los textos sagrados) y el trabajo manual necesario para la autarquía de los monjes y para la humildad.

Todos los monasterios tienen una distribución prácticamente similar. El portero guarda la portería en la entrada, junto a la hospedería que recoge a los visitantes. Los edificios regulares se disponen en torno a un atrio, este patio interior cuadrado y abierto, se presenta como símbolo de la Jerusalén celestial que tiene planta cuadrangular, es el lugar de recogimiento y en el no se puede hablar. Está rodeado por las galerías del claustro, cuya galería oriental, paralela a uno de los brazos del crucero de la iglesia, comunica con el ala de los monjes. En la planta baja se hayan otras dependencias como la biblioteca, la sala capitular, el auditórium, el calefactorio, refractorio…

Monasterio de Piedra 02

Las abadías cistercienses se ponen bajo advocación a la virgen, reina del cielo y de la tierra. Se fundan bajo el visto bueno del obispo y se construyen lejos de cualquier lugar habitado, pero cerca de algún río que permita la pesca, el riego y el giro de las aspas del molino.

Historia del Cister

En el año 1075 Roberto de Molesmes funda el Monasterio de Molesmes el cual sigue la regla benedictina, monasterio que despierta vocaciones, crea prioratos y recibe donaciones. Pronto el monasterio empieza a escaparse de la Reglas de San Benito y los monjes cluniacenses Roberto, Esteban y Alberico, piden permiso al arzobispo de Lyon, y legado del Papa Hugo para marcharse.

El 21 de marzo de 1098 estos tres monjes crean junto con veintiún monjes más, el Nuevo monasterio, en un lugar boscoso y pantanoso llamado Cistels (que significa juncos en francés antiguo), en el que pretenden la observancia de la Regla de San Benito.

Años más tarde Roberto es obligado por el Papa Urbano II a volver a Molesmes para ocupar el puesto de abad que había quedado vacante.

Así pues, Alberico asume el puesto de abad en el nuevo monasterio que es puesto bajo la protección del Papa Pascual II y que aún tiene un futuro incierto. Fallece en 1109, quedando sumido el monasterio en la más estricta pobreza. La vida en el monasterio resulta entonces muy dura y apenas hay vocaciones.

Esteban Harding es el encargado de sustituir a Alberico, quien gracias a las donaciones consigue ampliar el monasterio. Fruto de esta prosperidad comienzan a llegar nuevos monjes. Al nuevo monasterio se le permite la filiación y así surgen otras abadías y Esteban dota a la orden de premisas para no perder sus principios.

Escribe un comentario