Los pueblos de Aragón más bonitos de España

Por • 2 Jun, 2013 • Sección: Noticias

Desde comienzos de 2013 los habitantes de cinco localidades turolenses (Albarracín, Puertomingalvo, Valderrobres, Calaceite y Rubielos de Mora) pueden presumir y con razón, de ser de uno de los ‘pueblos más bonitos de España’.

Albarracín, Valderrobres, Rubielos de Mora, Puertomingalvo y Calaceite ya están notando los beneficios turísticos de esta denominación. Son cinco de los 14 pueblos que en España forman la asociación que otorga esta denominación, un reconocimiento al alcance solo del 20% de las localidades que lo intentan.

El objetivo de la organización que preside Óscar Soria es, según exponen en su página web: “La promoción de zonas preferentemente rurales y de pequeños municipios a través de esta página y de las diferentes acciones que la asociación emprenderá a través de internet, prensa u otros medios de comunicación”.

El proyecta lleva muy poco tiempo en marcha, pero las localidades aragonesas ya empiezan a notar los beneficios que aporta que la belleza no solo esté en el interior.

Más allá del reclamo de convertirse oficialmente en ‘Pueblo más bonito de España’, esta organización permite a los participantes promocionarse fuera de las fronteras nacionales como alojamientos rurales. En localidades como Valderrobres y Albarracín, se ha presentado un touroperador italiano ‘Borghitravel’, que trabaja exclusivamente con estos pueblos para atraer un turismo rural especializado de viajeros que pueden llegar desde Rusia o Japón.

Como explica Óscar Soria, presidente de la asociación: “Se trata de atraer turismo pero de forma controlada, un turismo especializado que no solo disfruta sino que respeta. A pueblos como Puertomingalvo no se puede atraer un turismo masivo sino concreto, que vaya a disfrutar de lo que encuentre”.

Además, el mismo touroperador está creando una serie de tiendas o boutiques en lugares céntricos de importantes capitales como Roma, Milán, Moscú o Tokyo, donde los pueblos asociados pueden vender productos de la tierra a la vez que ofertan rutas turísticas para visitar a ‘los más bonitos’. Para Soria esta es una baza importante para ofrecer a los municipios una vía de comercio internacional, además de desestacionalizar el turismo con encanto y reactivar la economía con los alojamientos rurales y restaurantes.

Pero no todos los municipios pueden formar parte de este selecto grupo. Soria explica que solo el 20% de los pueblos supera la auditoría, y en total espera que dentro de unos años cuando se asiente la organización “no sean más de 160 para poder mantener la calidad y la importancia de este rango”.

Para superar la auditoría el pueblo no puede tener más de 15.000 habitantes, debe poseer un “patrimonio arquitectónico o natural certificado” y una serie de servicios que garanticen el mantenimiento de ese patrimonio y su promoción.

La provincia de Teruel está promocionando a través de este proyecto el atractivo turístico de sus localidades. Desde la ya conocida majestuosidad de Albarracín hasta el encanto desconocido del pequeño Puertomingalvo, pasando por el imponente castillo que preside Valderrobres, acaparan los focos de una asociación compuesta por 14 municipios, 5 de los cuales pertenecen a nuestra Comunidad.

Ernesto Marín, teniente alcalde del Ayuntamiento de Valderrobres, explica que la repercusión comenzó a notarse en el turismo rural de Semana Santa “es una época en la que viene mucha gente pero este año fue espectacular”, comenta. Además, añade: “Los fines de semana vienen siempre bastantes turistas, pero los hosteleros se quejaban de que entre semana no había nadie, parece que eso poco a poco empieza a cambiar”.

Desde la Oficina de Turismo de Albarracín, sin embargo, aseguran que todavía no notan el cambio. “Esta es una zona muy conocida y turística, y todavía no se ha notado el efecto de la asociación, pero lleva muy poco tiempo”, insisten. Lo mismo ocurre en Rubielos de Mora donde por ahora “los que vienen lo hacen recomendados desde Teruel, sin saber todavía lo de la organización”.

En Puertomingalvo, en cambio, solo esta semana cuatro personas pasaron por allí haciendo la ruta de los pueblos más bonitos. Su alcalde, Manuel Zafón, comenta: “Eran dos matrimonios de las islas que venían de Albarracín y Rubielos y luego iban hacia el Bajo Aragón”. “El turismo internacional todavía no ha llegado, pero esperamos que en un año todo esto sea para bien. En el pueblo -añade- solo queda agricultura y ganadería, los jóvenes se dedican al turismo y desde que el español ha caído en picado esperemos que esto nos ayude a aguantar el chaparrón”.

Zafón explica que los criterios de entrada a la organización no implicaban un gran desembolso y decidieron intentarlo “porque lo que teníamos que perder era muy poco”.

“Lo vimos interesante porque no estarán todos los pueblos y nos da la oportunidad de trabajar en un ámbito fuera de España”, concluye.

Marín, también insiste en la rentabilidad de la inversión a largo plazo: “Las ventajas que ofrecía la asociación es que con una inversión económica muy leve se puede conseguir una gran repercusión. Todavía es pronto, pero poco a poco se irán viendo los beneficios”.

Las otras dos provincias aragonesas no quieren quedarse a la cola del turismo rural y por ello numerosos pueblos participan en esta carrera de belleza. Varios municipios son pre-candidatos a entrar en la asociación, en Huesca: Loarre, Aínsa, Anciles, Benasque, Torla, Ansó, Hecho, Jaca y Riglos y en Zaragoza: Sos del Rey Católico, Biel, Uncastillo, Tarazona, Borja y Daroca.

Este rango implica que aparecen en la web de la organización como pueblo ‘Pre-candidato’ pero con fecha de caducidad, dependiendo de la evolución de las conversaciones entre el pueblo y la asociación.

Esta distinción puede deberse a una propuesta de la propia Asociación que considere a la localidad compatible con la Carta de Calidad, por propuesta de los asociados o por petición popular.

Superen o no estos pueblos la auditoría final, Aragón ha demostrado ya ser una de las regiones más bonitas de España.

Fuente: Heraldo.es (19/05/13)

Escribe un comentario