Nacimiento del río Pitarque

Por • 22 May, 2016 • Sección: Mis Excursiones

Puede que sea la excursión estrella del Maestrazgo, junto con las Grutas de Cristal de Molinos, el Puente de Fonseca y los Organos de Montoro, todos ellos Monumentos Naturales del Maestrazgo.
Nacimiento del rio Pitarque 01
Nacimiento del rio Pitarque 02
Además se trata de una excursión sencilla a la que llegamos en hora y cuarto, apta para todos los públicos, sin apenas desnivel acumulado y 4 km de ida más otros tantos de vuelta.
Fecha de realización: 26 de marzo de 2016
Descargar track

Aprovechamos para realizarla en nuestras vacaciones de Semana Santa. Aparcamos el coche en la entrada del pueblo y paseamos por sus calles hasta llegar a la plaza. Por cualquiera de sus calles en bajada, llegaremos a coger la senda de inicio. En el centro de la foto, se adivina el cañón por el que nace el río.
Nacimiento del rio Pitarque 03
La senda es muy sencilla, sin apenas desniveles importantes ni pasos complicados. Eso sí, los árboles en esta época del año todavía no han echado hojas, así que se ve todo muy pelado y bastante feo. Sin embargo, las lluvias de este inicio de primavera harán que veamos el nacimiento en todo su esplendor, cosa que no podría ser en verano, con los árboles llenos de hojas pero el río bastante seco.
Nacimiento del rio Pitarque 04
A mitad del recorrido se encuentra la ermita de la Virgen de la Peña.
Nacimiento del rio Pitarque 05
Y un poco más adelante, los restos de una antigua central hidroeléctrica junto a la que hay ubicado un merendero.
Nacimiento del rio Pitarque 06
Y al poco de pasar el merendero, tenemos el desvío del GR-8 que nos lleva a Cañada de Benatanduz. Sorprende que por este desvío pueda accederse a la parte superior de las paredes verticales que tenemos encima a partir de ahora. Nosotros obviamos el GR y seguimos recto hacia el nacimiento.
Nacimiento del rio Pitarque 07
Según avancemos, nos iremos encontrando con unas cascadas a nuestra derecha y poco después frente a unas curiosas formaciones, los travertinos.
Nacimiento del rio Pitarque 08
Lo dicho, hasta la ermita el camino recorrido es abierto pero a partir de ella, poco a poco se va encajonando y adquiere mayor belleza. Solemos encontrarnos con buitres sobrevolando los altos paredones que flanquean el río Pitarque.
Nacimiento del rio Pitarque 09
Una pena que los árboles caducas dan un aspecto bastante “seco” a la excursión.
Nacimiento del rio Pitarque 10
Nacimiento del rio Pitarque 11
Muy cerca de llegar al nacimiento, abandonamos el sendero principal para dirigirnos hacia el Ojal de los Planos. Una pequeña trepada, unas grapas en la pared y una sirga nos llevan por la margen izquierda del río, casi hasta su nacimiento.
Nacimiento del rio Pitarque 12
Lo que hacemos por este desvío es ir paralelos al camino principal pero desde la otra orilla del río. Desde aquí vemos en frente la famosa chimenea por la que suele caer agua en épocas de crecida.
Nacimiento del rio Pitarque 13
Y también se ve el Ojal de Malburgo en todo su esplendor, mejores vistas desde esta margen del río, pero bien agarrados.
Nacimiento del rio Pitarque 14
Llegamos hasta el final del camino equipado, donde al toparnos con el Ojal de los Planos, que es la grieta que tenemos justo detrás, no podemos continuar. Pero vemos el Ojal de Malburgo expulsando agua con un estruendo espectacular.
Nacimiento del rio Pitarque 15
Regresamos por la misa senda equipada con cadena, con la intención de seguir por el camino principal, por la otra margen del río.
Nacimiento del rio Pitarque 16
Tras salir de nuevo al camino principal, cruzamos por el puente de hormigón para contemplar la espectacularidad del cauce bajo la visera que forma el paredón.
Nacimiento del rio Pitarque 17
Nacimiento del rio Pitarque 18
Sin grandes dificultades, salvo por lo pulida que está la roca y la humedad del ambiente, que hacen que el suelo resbale muchísimo, progresamos agarrados a la barandilla hacia el propio nacimiento.
Nacimiento del rio Pitarque 19
Nacimiento del rio Pitarque 20
La cantidad de agua hace que el río ocupe toda la anchura del cauce, siendo imposible caminar por él como en verano, pero por el contrario, disfrutando de una belleza y un estruendo atronador.
Nacimiento del rio Pitarque 21
Nacimiento del rio Pitarque 22
Sin mayores dificultades, llegamos a la chimenea que veíamos desde la otra orilla del río, por la que brota agua desde unos cuantos metros de altura.
Nacimiento del rio Pitarque 23
Se puede continuar pasada la chimenea hasta un mirador en el propio Ojal de Malburgo, a escasos metros y minutos. Para ello, en esta fecha habría que mojarse y seguir un camino también equipado con grapas, sirgas etc. Nosotros no podemos hacerlo sin mojarnos los pies, más todavía con Itziar en la mochila y con el riesgo de perder el equilibrio, así que nos contentamos con las vistas desde aquí y con las que hemos tenido desde la otra margen del río.
Nacimiento del rio Pitarque 24
Regresamos por el mismo camino hasta el merendero de la central hidroeléctrica, donde paramos a descansar un buen rato. Aprovechamos y bajamos a Itziar para que camine un buen rato y yo descansar la espalda, a la vez que comemos el bocadillo. A continuación el arreón final al pueblo donde nos tomamos la merecida cerveza en la plaza y llegamos al coche.
Nacimiento del rio Pitarque 25
La excursión al Nacimiento del río Pitarque atrae cada año a unos 5.000 visitantes. Muchos de ellos se alojan en las viviendas de turismo rural en Pitarque, que son unas cuantas. Puedes reservar alguno de sus alojamientos hoteleros con encanto aquí, antes de que se agoten, sobre todo en épocas de puentes y temporada alta, como ahora.

Escribe un comentario