Paseo de Los Melancólicos de Canfranc y Búnkeres linea P

Por • 24 Sep, 2020 • Sección: Mis Excursiones

Desde Canfranc se pueden realizar excursiones muy sencillas para ir con niños y mayores. Nos juntamos con otra pareja de amigos y como llevamos representación tanto de niños como de abuelos, nos decantamos por la del Paseo de los Melancólicos, una sencilla circular sin apenas desnivel. Además, queda complementada por la visita a unos búnkeres construidos ante la posibilidad de una invasión militar desde el sur de Francia, que harán la delicia de los niños.
Fecha de realización: 31 de agosto de 2020
Distancia: 2,5 km.
Duración: Entre una hora y hora y media
Desnivel acumulado: 30 m.
Descargar track

Podemos aparcar en la estación de Canfranc. Caminamos por la acera junto a la fachada principal, en dirección salida del pueblo, hasta el parking de la salida, desde donde bajamos al antiguo túnel de Somport.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 01
Cruzamos el puente para buscar por la orilla del río el paseo de los melancólicos.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 02
Junto a una pequeña fuente al lado del río, tenemos el camino de subida al propio paseo.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 03
Aquí hay varias alternativas, como el camino al coll de ladrones.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 04
Nosotros vamos dirección S por la agradable pista construida aprovechando el talud de contención sobre la playa de vías, con magníficas vistas de la olla de Estiviellas.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 05
La mayor parte de la pista discurre por la sombra, bajo un tupido bosque por el que el barranco de Epifanio cruza bajo nuestros pies.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 06
Tras dejar atrás la estación, la pista pierde algo de altura, al aproximarse a la zona de búnkeres.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 07
Los búnkeres se encuentran a pie de pista, pudiendo entrar los niños a explorarlos sin problemas.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 08
Aunque se encuentran a pie de pista, están bien camuflados, cumpliendo bien su misión.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 09
Por lo que hay que estar atentos para no perdérselos.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 10
Conviene llevar una linterna para que se aventuren a entrar al interior.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 11
Sin duda es la parte donde los niños mejor se lo pasan.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 12
Paseo de los melancólicos de Canfranc 13
Paseo de los melancólicos de Canfranc 14
Paseo de los melancólicos de Canfranc 15
Ya en la parte final, cruzamos la tubería que viene de la pista del carretón.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 16
Y llegamos de nuevo a Canfranc, junto a la central eléctrica de la entrada del pueblo. Por la acera en sentido ascendente nos queda regresar de nuevo hasta la estación, donde hay un parque infantil en el que los niños pueden jugar un rato.
Paseo de los melancólicos de Canfranc 17
Mientras las niñas juega, los mayores hablamos relajadamente y comemos unos frutos secos sentados en la sombra, antes de volver a Villanúa para la comida.

Escribe un comentario