Salinar de la Rolda en Naval. Qué ver, dónde comer y dónde dormir.

Por • 23 Jul, 2017 • Sección: Mis Excursiones

Hacía tiempo que había oído hablar de las Salinas de Naval y tenía ganas de ir. Desde que el año pasado empezamos a disfrutar con nuestra pequeña Itziar de las pozas del pirineo y de los lugares de baño habilitados donde poder disfrutar con los pequeños, tenía pendiente esta excursión a la población de Naval. En el Salinar de Naval, además de cuidar la salud gracias a sus beneficios terapéuticos, podemos divertirnos y relajarnos flotando con un esfuerzo mínimo gracias a la salinidad de las aguas, en mayor concentración que la del Mar Muerto.
Salinar de la Rolda en Naval 01
Desde Naval parten varias rutas senderistas, una de ellas comunica el núcleo urbano con el Salinar de la Rolda a través de un agradable paseo de 45 minutos con mínimo desnivel, paseando junto al río Llastre. Desde el mirador de la Rolda, se pueden observar las zonas de baño. También se puede acceder en vehículo hasta la misma entrada de las “piscinas”.
Salinar de la Rolda en Naval 02
La ruta que comunica con el Salinar de la Rolda es la número 9.
Salinar de la Rolda en Naval 03
El motor económico de Naval ha sido la alfarería y la extracción de su sal. Cuenta con los salinares de Cuestamonzon, Ranero, La Rolda, lruelas, Rosico y La Cua. El de Rolda es el habilitado para el baño, pero también extrae sal de manera artesanal. En la tienda venden sal fina y gorda de cocina, sales aromáticas y flor de sal.
Salinar de la Rolda en Naval 04
Se encuentra aproximadamente a 150 km de Zaragoza, así que sin madrugar, llegamos a mediodía. Tras pagar la entrada de 7€ adulto (la niña no paga), nos vamos a los vestuarios equipados con duchas para cambiarnos el bañador e ir directos a las piscinas. Hay dos piscinas donde cubre 2 metros de profundidad y tres pequeñas. Mientras Itziar va cogiendo confianza, primero nos metemos en las pequeñas, donde sin apenas esfuerzo, floto con la pequeña en la espalda. Son ideales para personas que no saben nadar, pues cubre hasta la rodilla.
Salinar de la Rolda en Naval 05
Salinar de la Rolda en Naval 06
El único cuidado que hay que tener, es que no te entre agua salada en los ojos, pues pica a rabiar. Por si acaso, las piscinas cuentan con unos grifos de agua dulce para lavarte. Cuando te secas al sol, la sal queda en la piel, dejando auténticos chorretones blancos muy pintorescos, así que si la quitas frotando actúa como exfoliante.
Salinar de la Rolda en Naval 07
Después de comer, nos animamos con las piscinas grandes, donde no haces pie y además cuesta llegar al fondo.
Salinar de la Rolda en Naval 08
Una de las cosas más bonitas es el entorno del que están rodeadas las piscinas del salinar, envueltas de plena naturaleza y vegetación.
Salinar de la Rolda en Naval 09
DONDE COMER:
Entramos en un tema delicado, puesto que lo más cómodo es comer allí mismo, en el restaurante Lo Salinar y nosotros hemos salido bastante descontentos. En la página web indican que elaboran comida casera. ¡Y una mierda! Salvo que por casera entiendan abrir botes, latas, adornarlos con salsa y patatas fritas y servirlos en un plato con un mínimo de decoración. De fogón y puchero no hay nada. Y lo que peor me sabe es que hemos pagado 18€ por el menú. Cuando leí en la pizarra “Migas de Naval” esperaba encontrarme unas migas caseras con buen mejunje (soy bastante experto en hacer buenas migas), no esperaba que me sirvieran una bandeja de migas Floristan. La ensalada que le sirvieron a mi suegra era de bolsa y con un tomate verde. Qué pena con lo cerca que está Barbastro y el tomate rosa tan rico que tienen.
Salinar de la Rolda en Naval 10
Las alcachofas de Leyre más de lo mismo, de bote con un sofrito de aceite, ajo y jamón.
Salinar de la Rolda en Naval 11
Los segundos mejoraban un poco. Yo me pido la longaniza a la brasa, que sólo por ser a la brasa, eso está bueno sí o sí siempre. Pero vendería mucho más ofrecer productos locales, para algo está igualmente cerca la famosísima longaniza de Graus. Leyre pide solomillo y lo que le sirven está rico, pero se llama entrecot por mucho que nos asegurasen que era solomillo. Y ojo al acompañamiento una vez más de pimientos de lata.
Salinar de la Rolda en Naval 12
En fin, que volveremos a las piscinas pero no nos quedaremos a comer ni de coña. Hay una zona de merendero habilitada para picnic así que lo tenemos claro, la próxima vez, nos traemos la comida de casa. Realmente por ese menú, con botella de vino peleón donde los haya, no se puede pagar más de 9€. Ojo que cuesta 18, café no incluido, casi nada. Pasamos de pedir postres y los cambiamos por café. Sólo le pedimos lo más original que había a Itziar, un sorbete de fresa que debía estar hecho con fresas recolectadas un mes antes de madurar, porque dulce aquello no estaba.
Salinar de la Rolda en Naval 13
DONDE DORMIR:
Naval dispone de un albergue y varias casas rurales, entre las que destacan Casa Rural Torre San Rafael, Casa Rural San Jose, Casa Rural Carruesco y Casa Rural el Soldau.
A tan sólo 4 km se encuentra la localidad de Salinas de Hoz, que dispone del Hotel Rural La Sal, muy apropiado para el tema que estamos hablando.
Para los que no os guste estar tan perdidos del mundo, en El Grado también hay otros alojamientos hoteleros y casas rurales con 4G.
Y para disfrutar de unos cuantos días de vacaciones, una opción recomendable es el Centro de Vacacines Ligüerre de Cinca, que dispone de dos hoteles y apartamentos con programas de animación para niños, campo de fútbol y un embalse donde realizar todo tipo de actividades acuáticas.
Salinar de la Rolda en Naval 14
Pero sin duda, nosotros nos quedamos por el momento con este enclave singular en el que seguro que repetimos en más ocasiones.

Escribe un comentario